Monday, 16 March 2009

Checheres (o asuntos varios)



Rozando los 24...

Quiero otro hijo.

Sé que todavía hay en mí algo de la hija de Mick. El ritmo, el rock y las ganas nunca se van, se duermen pero no se van. Ser la hija de una leyenda no se quita con el baño diario, thank god.

Espero que todavía haya en mí el arcoiris que alguna vez alguien vió, y espero lo siga viendo...

Necesito más que nunca, en serio la sesión de Reiki. Ya la programé y todo, si lo tradicional no funciona, probemos lo alternativo pero no quiero sentirme en el cuerpo de una anciana.

Como siempre, estoy inconforme con mi corte de cabello.

Sigo pensando en formas de terrorismo gráfico que por fin se están materializando.

Estoy más conforme con mi trabajo, al fin cosas buenas están pasando.

Extraño mucho a esos dos viejitos que me dieron tantas alegrías en mi niñez. Gracias a ellos puedo decir que no soy una niña emo, descarriada o depresiva. Me hacen mucha, muchísima falta.

Me vuelvo más sensiblera de lo que era, los años, los años.

La lista continuará... ando nostálgica, solo quería escribir cosas....

1 sorbos de té:

angelito said...

Que te sientes vieja ¡Bah! Puro cuento por lo redactas no se presencia que te dejaste arrugar por los sentimientos, ponle entusiasmo a la vida y deja deleitarme con tus post. Abrazos. Angelito.

Copyright © 2014 The Sorcerista