Friday, 23 April 2010

Do's and dont's of tweeting?


Twitter.

Una red social altamente adictiva, sin duda; red con la cual he tenido amores, desamores... El caso es que sigo ahí. La verdad no sé que tiene que me mantiene ahí, o tal vez sí lo sé, es solo que es muy complejo.

Twitter, contrario a lo que piensan muchas, sirve para muchas cosas, el caso es utilizarlo sabiamente. Obvio, esto no pretende ser un Do's and dont's on tweeting ni ningún análisis de esos que hace los dizque "social media experts" sino una visión particular del tema, la mía, el provecho que le he sacado, lo que he aprendido y algunas conclusiones que solo me importan a mí.

Entre las utilidades que yo le he encontrado a twitter, la principal es un espacio donde encuentro gente similar a mí, con la que puedo hablar de lo que me gusta. Obvio, hay niveles de intolerancia, pero también los hay de tolerancia y eso es lo más enriquecedor. Como en toda sociedad, los twitteros calificamos, descalificamos, molestamos, ofendemos, defendemos y todas esas cosas, pero de cierta manera el estar en twitter es ver y escuchar a una parte de la sociedad a la que uno no estaba acostumbrado.

Sí, hay geeks, nerds, dorks, hipsters, losers, emprendedores, trolls. Lo que usted quiera lo encuentra ahí, pero lo peor que puede hacer al hablar de twitter es estigmatizar. Parte de lo bonito de twitter es conocer gente diferente a uno y ver que a la final no son tan petardos como usted pensaba y hasta hacer buenos amigos 2.0. El lado oscuro de las personas es otra cosa fascinante de ver en twitter, las pasiones, excesos y extremos se ven a diario, está en uno el decidir si lo va a soportar o si simplemente le da unfollow.

La sensibilidad exagerada es quizá es peor de los defectos si usted entra a twitter, si le preocupa lo que dicen los demás, si no soporta que uno de sus argumentos sea rebatido o simplemente si usted termina siendo víctima de un troll porque dió papaya.

Twitter también sirve para hacer contactos, hacer amigos, ganarse almuerzos (yo me gané un Sipote Burrito), ganarse boletas de eventos, hasta para hablar con sus artistas favoritos. Twitter es un canal más directo con ciertas cosas. obvio nada nunca reemplazará el contacto humano, las reuniones sociales, una llamada, pero un twit también puede hacer la diferencia en su día proveniendo de la persona indicada.

twitter no es la octava maravilla del mundo, pero sin duda es una herramienta, una herramienta que me gusta y a la final eso es lo que importa. ¿no?

Thursday, 22 April 2010

Jóvenes y la política

Ay, téma álgido. La verdad, no conozco mucho de política, me refiero, al manejo interior y esas cosas. Lo que sé de política lo sé por mis padres, por las noticias (vaya fente confiable) y lo que charlo con otras personas (que sí están en la onda, que están en el 'negocio' o que son aficionados al tema). Con todo esto de los debates presidenciales y la cosa, me he dado cuenta que muchas personas se interesan en el tema, personas que en la vida imaginaría se sientieran inclinados a ese campo. Y de otro lado conozco a personas que se consideran ajenas al tema, no les interesa, no oyen, no dicen nada.

Este ultimo extremo me parece algo preocupante, dije preocupante señor lector, no dije que fuera malo y no lo estoy satanizando (no falta el que se da por aludido). Solo digo que me parece preocupante porque de una manera u otra, así no lo crea, ese tipo de decisiones (quién será el presidente de su país) influyen en su futuro, determinan muchas cosas. No importa si es artista, todo eso lo afecta, no me venga a decir que porque es artista la política no influye, porque sí influye, practicamente muchas corrientes artísticas han nacido para apoyar o estar en contra de políticas: estatales, sociales, mundiales... etc. Eso de que "yo no me meto en política" es toda una posición política.

Y es que eso es lo que me molesta, no el hecho de que su posición sea diferente a la mía, sino que la niegue, que no llame las cosas por su nombre. Creo que con un mínimo de atención a lo que pasa a su alrededor no se va a volver un cachorro del imperio o su camiseta se va a teñir de algún color. Ser conscientes de la importancia de esa X que va a marcar en el tarjetón, sea el candidato que sea, y si no va a votar que tenga la convicción o las suficientes razones para hacerlo con convicción son las cosas por las que estoy peleando en este post.

Los jóvenes tienen que pensar, se les está olvidando...

**********
Y ese fue el post de una persona grande, un adulto. Quién lo iba a pensar. No sucede muy a menudo.

Saturday, 17 April 2010

Señorita periodista




Cuando pequeña jugué a tener una emisora, jugué a ser presentadora de un noticiero ficticio con mi hermano, jugaba con la máquina de escribir de mi abuelo, creé y diagramé mi primera revista a los 11 años con el rudimentario Quarxpress. Escribí en el periodico del colegio, tomaba fotos encuanto evneto estaba, a cuanto paseo iba... y me encantaba la clase de español. Pero en serio, a pesar de todo estos 'augurios' jamás me ví estudiando o ejerciendo el oficio de periodista o comunicadora, es más, consideré otras carreras antes de empezar a estudiar esto... Arqueología, antropología, psicología, ciencias políticas y hasta química.

Años después, heme aquí, recién graduada, trabajando en lo mío, escribiendo, documentando y según el cartón, sí soy una comunicadora social - periodista. paradójicamente no me considero tal, ser un periodista, o al menos, uno bueno, toma tiempo, trabajo y esfuerzo. La verdad estudié periodismo para saciar esas ganas de escribir que tenía cuando adolescente, pensando, equivocadamente que ese era mi futuro. Ahora, recién graduada tengo la plena convicción de que lo mío en serio es la historia, la investigación, el maravilloso mundo de las humanidades, no solo la carrera que escogí en un comienzo y que si bien me acogió en su mundo no es la que yo pensaba, y sin embargo no me veo en otro mundo que no sea el de los medios, la información...

El mundo de los medios es tan complicado, a veces también muy asqueroso, creo que por eso es que dilapido tanto de mi profesión, esa lagartería, el amiguis chevere, ser tan lambón... No sé, eso no va conmigo, tampoco me resulta facil vender los pocos (pero arraigados) principios que tengo, y mucho menos dejar de ser persona (la mala persona que soy) por ser alguien horrendo a quien parece no impotarle la realidad de los demás.

Tengo graves conflictos con mi profesión, he de admitir. Me encanta lo que hago, no me veo en otra cosa, pero es simplemente detestable ver que otros lo hacen sin ganas, que otros obtienen méritos inmerecidos sin siquiera tener idea de su verdadero papel en una sociedad en un país como el nuestro. Odio ver a las modelos presentando chismes, odio a Vicky Davila y su cosa política, lagarteándole a Uribe y etc... Odio la banalidad con que se presenta la realidad... tal vez por eso dejé de ver televisión, tal vez por eso ya casi ni leo el periódico, tal vez por eso soy una periodista desinformada (desinformada de los medios tradicionales, ojo). Odio que la gente piense que la información solo tiene que ver con política (guacala!) o economía.

La información es más que datos, más que chismes políticos, crónicas sangrientas o la exhibición de realidades crudas al estilo "que no le pase a usted". Informar es mostrar otras cosas hombre!

Ese es mi punto... yo quiero ser periodista de otra manera, no como el estigma de La Gurisatti... La revista Cambio se va, ya solo leeré The New yorker, intentaré escribir como esa gente dura y tal vez algún día trabaje para una de esas revistas indexadas que tanto amo leer o haga un podcast cultural... o haga una revista que nadie leerá (como las que hice cuando pequeña)... no sé... haré algo... algo por mí, para sentir que mi profesión vale la pena, o al menos intentar creerlo.

Este día del periodista no lo 'celebro' solo es una buena excusa y un buen recordatorio para pensar lo que uno hace con su vida, con la profesión que escogió. Yo todavía no sé bien qué hacer, solo sé que es una gran herramienta para alcanzar otros de mis sueños, que inevitablemente, como los juegos de los que les hablé, me llevarán una y otra vez a pensar: nací para esto, para estar en esto, me guste o no (a veces).
Copyright © 2014 The Sorcerista