Wednesday, 25 February 2009

en la habitación de mi cabeza


De vez en cuando enfermarse tiene cosas cheveres, a pesar del malestar físico. Creo que enfermarse ayuda a que la mente escape del cuerpo en ocasiones u obliga a redefinir estados mentales, en lugar de dejarla ser parte del sufrimiento corporal. A mí me pasa así.

Al menos ya hay orden en la habitación de mi cabeza, aunque la salud mental no esté garantizada. Je.

1 sorbos de té:

Maguita said...

Siempre tenemos que crearnos espacios para donde escapar y soñar aún mas
besosssssss muy lindo tu blog :)

Copyright © 2014 The Sorcerista