Friday, 4 September 2009

Ramblings... reggae



De cierta forma extraño mis épocas de reggae. Era un buen escape de los problemas o simplemente de los videos de la cabeza. Ahora hay otras formas, pero bailar para sacarlo todo sin duda era una terapia...

Escucho No eres como yo de Fidel Nadal y todos los recuerdos se activan... Bailes, gente, hombres, luces, ritmo... Esa época tien cosas muy oscuras, no era feliz, estaba inconforme, no me conocía y me buscaba. Hubo momentos en que me busqué en personas MUY paila que no aportaron nada a mi vida. Tal vez lo unico bueno que quedó fué la música, el gusto por el baile y las ganas de conocer más de lo rasta. Siempre me ha parecido fascinante, pero acá no hay rastas de verdad, así que el sueño de concerlo en serio se aplazó para algún futuro viaje a Jamaica...

la ganjah no fue parte de mi época, pero sí de quienes estaban alrededor mío. Fué paila ver que muchos abusaban de eso, los ví transformarse, perderse... Quien sabe dónde andarán. El otro día ví a un ex-cuento oliendo pegante en chapinero... Fué una época oscura, pero a pesar de todo hay buenos recuerdos.

Me gusta bailar reggae, es contagioso, es cadencioso. El raggamuffin es lo máximo... Todavía no entiendo las pulsiones que produce esa música, pero inevitablemente empiezo a bailar. Sizzla y Buju Banton han desaparecido de mi biblioteca musical, he de recuperarlos, así sea para, otra noche de siluetas como la de hoy. Recordando, poniéndome nostálgica de tiempos que no quiero repetir pero gustos que quiero mantener.

2 sorbos de té:

Angry Girl said...

de verdad no te imagino una chica reggae, pero si se trata de bailar... yo bailo hasta con Regina Spektor je

Alexander Rojas said...

A mi personalmente me gustar recordar con cierto cariño esas épocas que dejé atrás. El pelo largo, las borracheras haciendo headbanging en un bar metalero de tres pesos, pero eso no quiere decir que quiera repetir. El pasado es bonito por que nos hizo quienes somos, pero ya se fue y es mejor dejarlo allá.

Lo bueno es que no tienes nada de que arrepentirte :)

Copyright © 2014 The Sorcerista