Tuesday, 30 September 2008

The Drama

Sé que dije que acá iba a estar en 'contacto con mi yo femenino' pero también puedo rajar de cosas que la gente considera muy femeninas y que para mí rayan en la estupidez que una mujer o alguien en profundo contacto con lo femenino puede llegar y es el drama.

Incontables discusiones con amigos y familiares han girado en torno a éste tema. El Drama, esa manía de las personas por meterse en problemas, de tener 'algo emocionante (y estresante) de contar', esa maricada que les da a muchos de armar tormentas en vasos de agua, o armar veraderas tormentas donde y cuando no deben, haciéndo de sus vidas y todo lo que ocurre en ellas un show.


Drama Queen by ~JadeRogers on deviantART

No hay duda, todos tenemos ego y nos gusta tener algo de atención por parte de los demás, es naturaleza humana. Unos tenemos egos por encima de otros, por debajo de otros, igual que otros etc... pero hay gente, a parte del ego que siempre quiere ser 'memorable' es decir, entrar en cuanta conversación sobre experiencias personales se refiere, ser ejemplo te incontables sucesos diarios y pareciera que nacen para ser el perfecto ejemplo de lo que NO SE DEBE HACER.

Bien, hay una situación con una mujer, no muy cercana, pero sí conocida, que está haciéndo eso, armando tormentas, metiéndose en problemas, enredando más la madeja de un cuento que es simple, juegos entre tres personas, maricadas adolescentes, el querer estar con todos al mismo tiempo... Y esas cosas. Es curioso como las relaciones amorosas son el pie para la mayoría de dramas que veo a diario; se torna hasta aburrido el ver esto pasar una y otra vez a diferentes personas todas pisando la misma cascarita de banano. No sé, es como emo la actitud del drama... sin dramas el mundo sería más relajado pero eso es mucho pedir y hay gente que no puede vivir sin eso...

Considero más diviertidos los dramas laborales o los dramas familiares, esos tiene contextos y razones de ser igual de patéticas, interesantes o serias y son menos comunes, o al menos, menos puestas bajo el lente del blog, del twitter, del blip o de lo que quiera en internet. Digamos que los dramas amorosos siempre terminan igual, uno es el villano, otro es el santo, la otra es la perra, la otra es la ingenua, todos son unos estúpidos por no saber comunicarse y pare de contar.


Es interesante pensar en la frase cliché, pero inevitablemente cierta, de que una buena comunicacíon ahorra dramas, econtrones y peleas. No sé, eso de solucionar problemas via MSN, gtalk o twitter es como paila, demuestra lo poco valientes que somos para enfrentar nuestros miedos, peleas y errores en la realidad. La mayor parte de casos los he visto en mujeres, pero hay hombres que definitivamente nos superan en armar videos de la nada o venir con cuentos traídos de los cabellos. Naturaleza humana que llaman, incongruencia para mí.

En fin... me deshice en una diatriba sobre el drama. No niego que he tenido los míos, pero como los odio tanto, he tratado de salir de ellos lo más limpia y victoriosa que he podido, no me puedo quejar, en éste momento soy una mujer libre de dramas. ¿y usted?

3 sorbos de té:

L An said...

yo si armo muchos dramas... no pueod vivir sin ellos definitivamente y aun tengo varios, pero no se en que punto comienzan a ser dramas... cuando uno los riega por todos lados??
o simplemente tener un problemilla minimo?
o tener ese problemilla y volverlo esa tormenta en unv aso de agua?

angelito said...

Los dramas llegan a nuestra vida a partir de las mentiras, recriminaciones y todas esas boberías que uno se arma, me pasa lo mismo siempre me sirvo para armar dramas donde no pueden ser, pero que le vamos hacer ah? Siempre uno metiendo las de caminar cuídate me encanto tú post. Anímate a chequear el mió www.elperiodistainside.blogspot.com

Ivan Andrade said...

Si, mucha gente quiere tener vida de telenovela. Personalmente, prefiero la comedia y hacer intrascendentes situaciones que para mucho son demasiado trascendentes.

Saludos.

Copyright © 2014 The Sorcerista