Sunday, 21 June 2009

Expecto Patronum

Si algo que me quedó de niña chiquita es el gusto por la fantasía en todas sus presentaciones: películas, libros, ilustraciones. Pero no cualquier fantasía, fantasía de la buena de esa que parece de verdad y que emociona. Hoy volví a emocionarme al ver el trailer de Harry Potter And The Half-blood Prince.

Me encanta Harry Potter, en libro y en película, para mí es simplemente es una de las creaciones fantásticas más impresionantes y masivas que ha habido, igual que El Señor de los Anillos y otras que no han surgido de manera igual pero son muy buenas como El Laberinto del Fauno. Me emocioné como niña chiquita al ver el trailer tan espectacular, la banda sonora es simplemente abrumadora. Para los seguidores de la saga este capítulo, si ya han leído el libro, entendrán que es una de las películas más emocionantes y cruciales en la historia. No dañaré la película, pero con tan solo ver en el trailer un par de pasajes que leí hace unos años fué muy impactante el ver el nivel de semejanza que tienen esas imágenes con lo que sucedió en mi cabeza, por ejemplo en el iaje a las cavernas de Harry y Dumbledore. Sin palabras.

En mi cabeza fantasiosa es inconcebible que ciertas personas no se emocionen como niños o sientan cierta alegría infantil al ver las películas, si es que alguna vez cuando peques creyeron en la magia, los magos, el coco o que se yo... Tal vez a ellos les emocionan las cosas de robots o futuristas que vieron cuando niños. A mi estas cosas todavía me emocionan, y a pesar de lucir como una persona demasiado realista, creo que en mi mente hay muchas cosas igual de surrealistas a las que veo y leo en mis libros de fantasía favoritos. Es un bonito escape ocasional, sano, que me doy de vez en cuando.

No quiero pensar en cuando se acabe la saga de Harry... Creo que quedaré con ese vacío como con El Señor de los Anillos. Les dejo el trailer, es muy bueno.

1 sorbos de té:

Alexander Rojas said...

orale, ya está esta parte de Potter... ahora si me siento viejo.

Copyright © 2014 The Sorcerista