Sunday, 5 September 2010


Yo soy de las que deja las cosas a medio decir a veces, a pesar de ser fan de la honestidad. Es solo que tengo mala memoria y a veces olvido lo fundamental, tal vez por eso es que hablo tanto y vuelvo y le doy vueltas a las vainas. Porque yo soy así, una maraña de vicios, prejuicios, inseguridades y cuestionamientos terrible. Soy un desastre. Emocionalmente este maravilloso defecto lo único que ha traído para mí es… más complicaciones.

Ah sí, también me gusta el suspenso ¬¬ por eso dejo todo para lo último, cuando me veo en situación de olla express, porque claro, yo nunca me puedo quedar con las cosas dentro y tengo que terminar embarrándola con mi impulsividad. Hace un mes vengo sacando tooooodo lo que tengo dentro, no ha sido fácil, creo que me complico la vida más de lo normal, tal vez solo debería ir por ahí, haciendo lo que creo es correcto y no pensar de más o actuar sin hacerlo, hacerlo todo por instinto.

Pero no puedo, a veces siento que traiciono a mi corazón, lo que queda de él o lo que sea que sea eso y simplemente hago lo que quiero y digo lo que quiero ¿está mal?

El comenzar a tener valor para hacer ciertas cosas e incluso para vivir es caro...

2 sorbos de té:

Ch Medina said...

Yo creo que hacer y decir lo que uno quiere nunca esa mal, solo que hay personas, lugares y momentos inoportunos e inadecuados, nada mas.

Anfoc said...

habría que empezar diciendo que, hay momentos de tanta confusión, que queda hasta complicado diferenciar entre qué lo que quiere la razón y lo que quiere el corazón/instinto. el problema es de perspectiva... osea todo, jaja =S

Copyright © 2014 The Sorcerista